Categorías

Bodegas

Feria Internacional del vino ecológico

VINO UNIVERSAL

Los vinos de Rías Baixas acumulan galardones y distinciones en las más prestigiosas catas y testimonian su presencia en las mesas de todo el mundo.

Por sus características, estos vinos armonizan a la perfección con el pescado, con los sabores yodados de los mariscos y con las últimas creaciones de la cocina del mar. Son vinos de todas horas, ideales para ser paladeados sorbo a sorbo en los momentos alborozados del aperitivo o bien formando parte de la más refinada liturgia gastronómica.

La elaboración de vinos protegidos por la DO "Rías Baixas" se lleva a cabo exclusivamente con uvas de las siguientes variedades.

Variedades preferentes

  • Blancas: Albariño, Caiño blanco, Loureira blanca o Marqués y Treixadura
  • Tintas: Caiño tinto, Espadeiro, Loureira tinta y Sousón

Variedades autorizadas

  • Blancas: Godello y Torrontés
  • Tintas: Brancellao, Mencía y Pedral

La Denominación de Origen "Rías Baixas" ampara los siguientes tipos de vinos:

  • Rías Baixas Albariño: Vino monovarietal elaborado con el 100% de uvas de la variedad Albariño.
  • Rías Baixas Condado de Tea: Elaborado con uvas de las variedades Albariño y Treixadura en 70% como mínimo, siendo el resto de las demás variedades admitidas, todas ellas producidas en la subzona del Condado do Tea.
  • Rías Baixas Rosal: Elaborado a partir de uvas de las variedades de Albariño y Loureira en un 70% como mínimo, siendo el resto de las demás variedades admitidas, todas ellas producidas en la subzona de O Rosal.
  • Rías Baixas Val do Salnés: Elaborado a partir de uvas de las variedades de Albariño en un 70% como mínimo, siendo el resto de las demás variedades admitidas, todas ellas producidas en la subzona Val do Salnés.
  • Rías Baixas Ribeira do Ulla: Elaborado a partir de uvas de las variedades de Albariño en un 70% como mínimo, siendo el resto de las demás variedades admitidas, todas ellas producidas en la subzona Ribeira do Ulla.
  • Rías Baixas: Elaborado a partir de las variedades blancas reconocidas, producidas en cualquiera de las subzonas, utilizando al menos un 70% de uvas de las variedades preferentes.
  • Rías Baixas Barrica: Procedente de vinos definidos anteriormente, que en su proceso de elaboración permanece en envases de madera de roble, por un periodo mínimo de tres meses.
  • Rías Baixas Tinto: Elaborado a partir de las variedades tintas reconocidas, producidas en cualquiera de las subzonas, y en las proporciones que se estimen adecuadas.
  • Rías Baixas Espumoso: Elaborado a partir de las variedades reconocidas, producidas en cualquiera de las subzonas, cumpliendo los límites analíticos estipulados en el Reglamento del Consejo Regulador, la normativa nacional y comunitaria referente a los vinos espumosos de calidad y los que se establezcan en el Manual de calidad

 

CARACTERÍSTICAS

Características organolépticas o de cata

Los Blancos DO Rías Baixas son unos vinos secos, de aromas punzantes, florales e intensamente afrutados, con un retrogusto muy fino y prolongado.

Los vinos monovarietales del tipo "Albariño" presentan un color amarillo-pajizo, brillante, con irisaciones doradas y verdes. En nariz poseen aromas frutales y florales finos y distinguidos, que impresionan agradablemente, de intensidad media y potente duración medio-larga. En boca son frescos y suaves, con suficiente cuerpo y grado alcohólico, acidez equilibrada, armoniosos y de amplios matices. Su retrogusto es placentero, elegante y completo.

Los vinos de tipo "Rosal" y "Condado do Tea" están personalizados por llevar en su composición las variedades "Loureira" y "Treixadura", respectivamente. Son vinos de intensos aromas y ligera acidez, plenos en la boca, agradables y atractivos.

 

CLIMA

Próxima al límite del cultivo de la vid, la DO Rías Baixas está plenamente integrada en la gran zona Atlántica cuya divisoria es el trazo de Wagner (Wagner P., 1976). Los vinos de la Denominación son, pues, vinos atlánticos.

En Invierno, las borrascas atlánticas del Oeste y del Sudoeste, con sus frentes cálidos, de aire frecuentemente tropical, traen fuertes precipitaciones y son las determinantes de unas temperaturas suaves y hasta cálidas, con diferencias día-noche muy poco marcadas. Las borrascas del Norte y Noroeste, menos frecuentes, alcanzan las zona ya debilitadas, aportando pocas lluvias. Sola las invasiones de aire frío del Ártico, o los períodos en que los anticiclones desvían hacia el norte los frentes borrascosos, pueden provocar un descenso de las temperaturas nocturnas suficiente como para que se produzcan heladas.

Una idea de la suavidad del invierno nos la ofrece la temperatura media de Enero, el mes más frío del año, que oscila entre los 10 grados de A Guarda y los 9 grados de Frieira. En cuanto a las precipitaciones, la estación es verdaderamente muy lluviosa: 600 mm de los 1.600 mm de media anuales se recogen en invierno.

La primavera es precoz y lluviosa. Los peligros de origen climático en esta estación son los daños de heladas y el corrimiento de flor. Los daños por helada están muy condicionados por la orografía muy irregular propia de la D.O. Rías Baixas, siendo nulos en el litoral y más probables a medida que nos desplazamos hacia el interior.

El anticiclón de las Azores se instala sobre el Atlántico occidental a principios de verano, impidiendo el paso de las perturbaciones, que a lo sumo se deslizan por el borde norte de Galicia.

Las precipitaciones son poco frecuentes y poco abundantes y las temperaturas se mantienen suaves gracias al aire fresco, las tormentas de verano son raras y el riesgo de granizo es bajo. En esta estación se produce una importante sequía edáfica favorecida por el descenso de las precipitaciones, incremento de la temperatura y por unos suelos arenosos que facilitan la infiltración. Retirado el anticiclón, en otoño las borrascas penetran una tras otra, siendo una estación de nuevo muy lluviosa.

 

Si quieres conocer más de esta Denominación de Origen pincha aquí